DIFERENCIA ENTRE RESCINDIR, DESISTIR, Y RESOLVER UN CONTRATO.

Haría falta un tratado para explicar las dudosas fronteras entre resolución, rescisión y desistimiento, que se confunden hasta hacerse en muchos casos casi intercambiables, aunque la resolución tiene un campo donde reina sola y donde se define como pronunciamiento a través del cual una autoridad, sea judicial o administrativa, decide algo.

El ejemplo más claro de resolución es la sentencia. Pero también hay un concepto de resolución ajeno a juez o autoridad, porque las partes de un contrato pueden libremente resolverlo o rescindirlo.

La rescisión y la resolución implican el final de la obligación o del contrato.

Generalmente la rescisión está tasada, es decir, solo se da en los supuestos en los que la ley específicamente la prevé, y supone la anulación de un acto o contrato anterior, aunque a veces también en esto se confunde con la resolución, que supone simplemente la terminación del contrato, de manera que no anula lo anteriormente hecho.

Por su parte, el desistimiento es la capacidad que se concede a una parte de un contrato para apartarse del mismo en determinadas condiciones, bien sea por previsión legal o por concesión de la otra parte, aunque tampoco faltan casos en los que a eso mismo la ley llama rescisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Close

Categorías

febrero 2019
L M X J V S D
« Dic    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728